jueves, 17 de mayo de 2012

Proyecto de Resolución del conflicto INTI presentado por Pino Solanas


Proyecto de Resolución

 La Cámara de Diputados: 
                                                             RESUELVE

Solicitar al Poder Ejecutivo Nacional, que por intermedio de los Ministerios de Economía y Finanzas Públicas, de Trabajo, Empleo y Seguridad Social y de Industria  se informe sobre los siguientes puntos que hacen a las dificultades constantes que afectan al  Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI):
 1.- Cuales han sido las razones por las cuales se efectuaron recortes salariales al personal.
2.- Cuales han sido las razones por las cuales se suprimió la bonificación de fin de año en diciembre de 2011, y la quita del 6.5% de adicional al salario de los trabajadores.
3.- Porque no se cumplió con el pago de la bonificación pactada en el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, el día 29 de febrero de 2012
4.-  Cuales han sido los fundamentos para efectuar recortes presupuestarios a la compra de insumos, a la capacitación del personal, y a equipamientos.
5.-  Quién decidió que la actividad del INTI tenga como objetivo asistir a las empresas, postergando su labor esencial como una institución destinada a los organismos del sector público.
6.- Que fundamentos existen para que el 70% del personal del INTI, sea contratado con la precarización laboral que ello significa y no hayan pasado a planta permanente.
7.- Si se tiene debido conocimiento de la insuficiencia de las remuneraciones de la mayor parte del personal de la institución que apenas alcanza a los niveles de subsistencia.
8.- Cuales son las razones para restringir las asignaciones presupuestarias en general.
                             

FUNDAMENTOS
Señor Presidente:
                                Resulta suficientemente conocida, la labor de excelencia que lleva adelante  el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), en cuanto a los diferentes servicios que brinda como Análisis y Ensayos, Asistencia Técnica diversificada, Investigación y Desarrollo, Formación de Recursos Humanos, Interlaboratorios. El desarrollo de nuevas tecnologías permite mejorar la competitividad, desarrollar avances tecnológicos que se hacen en el extranjero y adaptarlos a las características locales.
                                El INTI es un organismo fundamental, no solo por la solvencia e idoneidad de sus profesionales, que forman un cuerpo difícil de reemplazar y cuyas capacidades son relevantes, sino que a través de sus diversos centros en donde se desarrollan sus actividades -36 Centro Tecnológicos-  pone en evidencia su capacidad para  resolver todas aquellas cuestiones relacionadas con el conocimiento y la investigación.  Para tener una idea de la magnitud del trabajo llevado a cabo por el INTI, cabe consignar que en el año 2011 se suscribieron 168 convenios con instituciones científicas del país y del extranjero, universidades, organismos gubernamentales, fundaciones, municipalidades, gobiernos provinciales, instituciones militares, consorcios mixtos y privados lo que supone una gigantesca labor que es llevada a cabo con un presupuesto escaso, que limita las potencialidades de la institución, no obstante lo cual se desarrollan trabajos en los diferentes niveles de investigación por el indudable espíritu de colaboración que tiene su personal, que sobrelleva penosamente situaciones insostenibles de precariedad, lo que determinara la realización de distintas medidas de fuerza para que se reconocieran sus derechos, y se aumentaran las remuneraciones, para que los profesionales se les reconozca el esfuerzo que hacen día a día para llevar adelante sus imprescindibles tareas.
                                Es importante recordar que durante la etapa privatizadora del menemismo, donde el Estado Nacional fue desguazado, para beneficiar a los grupos empresarios transnacionales, el INTI fue casi desarticulado, y pudo recuperar sus funciones, a  través del equipo de profesionales que tuvieron conciencia de la importancia de la investigación científica y tecnológica en manos del Estado y como un indudable aporte a la comunidad, mostrando además que era una institución no solo de soporte técnico, sino de investigación tecnológica.

Aunque han resultado evidentes los esfuerzos realizados por todo el plantel de la Institución, para que siga siendo una institución de excelencia, existen serias dudas sobre la reorientación que se le quiere dar por parte de las autoridades, para servir a las empresas, sin tomar en cuenta que debe ser un polo de referencia para adoptar políticas públicas que contribuyan al desarrollo de las instituciones del sector público.
El Dr. Diego Hurtado –físico e historiador de la ciencia- apuntaba hace unos pocos años que “En ciencia y tecnología la dependencia es sistemática, pero sobre todo invisible. Hay una perspectiva que nos dice que es hacer “ciencia de punta” ciencia prestigiosa. A partir de esta representación, surgida de una agenda ajena a nuestra realidad de país pobre, se premia y se castiga a los científicos argentinos. Desde esa perspectiva, el camino fácil es cruzar “agenda social” con “hightech”. Suena bien, es ideológicamente futurista, promete modernidad. Por otro lado, los problemas socialmente prioritarios –salud, vivienda, educación, potabilización y distribución de agua, electricidad a pequeñas comunidades, etc. parecen requerir algo diferente”  Ese castigo queda en evidencia ante los recortes presupuestarios a los que nos hemos referido y una pauta salarial que hace que las remuneraciones lleven a una situación de precariedad del personal que debe ser subsanada a través de una política que priorice la investigación científica tecnológica, y no como en el presente donde los presupuestos resultan exiguos, lo que determina que el INTI no pueda desarrollar con la eficacia que debería los objetivos para los cuales fue creado. Aunque esa precariedad se ha hecho más evidente en el último tiempo, es una cuestión que viene de arrastre de hace años y corresponde revertirla de forma urgente.
No existe ningún obstáculo funcional para que el INTI, eventualmente pueda colaborar con el sector privado, pero entendemos que esa no es su misión fundamental, ya que los criterios crematísticos de ese sector lo proveen de los recursos necesarios para su  propio desarrollo tecnológico. En cambio el sector público que está dirigido a servir a toda la comunidad, no reporta utilidades específicas, excepto aquellas contribuciones que hacen al desarrollo y bienestar de la población, ya que esa es su misión fundamental. Por ello, el INTI debe tener como objetivo básico contribuir a efectuar sus aportes tecnológicos al sector público, y subsidiariamente asistir al sector privado, y no a la inversa como parece ser que son los criterios de las actuales autoridades del sector.
Para que esos aportes puedan efectuarse con la debida solvencia es necesario que todo el personal de la institución tenga condiciones laborales dignas que le permitan llevar a cabo su trabajo, sin tener que estar luchando permanentemente por obtener remuneraciones acordes con el importante trabajo que se les ha confiado.

En razón de los fundamentos expuestos, solicito a mis pares, se sirvan acompañar este Proyecto de Resolución.

*El proyecto ha sido firmado por los diputados Solanas; Argumedo, Cardeli de Proyecto Sur, Fabian Rogel de la UCR.*                       

No hay comentarios:

Publicar un comentario