lunes, 14 de mayo de 2012

Grupo de Gestión de Políticas de Estado en Ciencia y Tecnología. Nueva entrega.


Grupo de Gestión de Políticas de Estado en Ciencia y Tecnología
Para incorporar / remover / cambiar su dirección de correo electrónico de la lista de difusión, o comunicarse, enviar mail a grupogestion1@yahoo.com.ar. Gacetillas anteriores ver en: www.grupogestionpoliticas.blogspot.com.

YPF
La reciente nacionalización del 51% del paquete accionario de YPF es un hecho trascendente en el marco de la recuperación de decisiones públicas sobre un sector estratégico. Así, a partir de ahora el autoabastecimiento de hidrocarburos es considerado de utilidad pública. En otras palabras, los hidrocarburos han dejado de ser commodities de libre disponibilidad para constituirse en bienes de interés público.

Cuando se refirió al tema, la Presidenta de la Nación manifestó, entre otras cosas, que ahora YPF va a ser una empresa moderna, profesionalizada, competitiva y alineada con los intereses del país, bajo la conducción política del Estado argentino.

En ese marco, una empresa de la envergadura de YPF, con problemáticas y necesidades que requieren de conocimiento interdisciplinario, necesariamente se va a constituir en un disparador para incorporar profesionales calificados formados en nuestro país. Así, se necesitarán geólogos, ingenieros, físicos, químicos o economistas para las tareas básicas de desarrollo e investigación que el área requiera en explotación, exploración, refinación, etc. Pero, también se deberá recurrir a biólogos, ecólogos y sociólogos, entre otros, para evaluar el impacto ambiental de la actividad.

El cambio de perfil de YPF es otra oportunidad para hacer una expansión tecnológica genuina y racional sobre la base de actuar sobre necesidades nacionales, en este caso el autoabastecimiento en hidrocarburos. De implementarse en toda su potencialidad esto conducirá a fortalecer muchas áreas del conocimiento que, eventualmente, puede llegar hasta las ciencias básicas.   


Manzur
En marzo de 2012 enviamos un informe a la Dra Cristina Fernández de Kirchner con el objetivo de fundamentar que la ley de producción pública de medicamentos, vacunas y productos médicos (PPM) -ley Nº 26.688- promulgada el 29 de julio de 2011, necesitaba de una reglamentación amplia y generosa, para que se exprese en toda su potencialidad. Ver en: http://www.grupogestionpoliticas.blogspot.com.ar/2012/03/informe-la-presidenta-de-la-nacion.html

Sin embargo, a casi 10 meses de promulgada la ley, no tenemos información acerca de qué está pasando con la reglamentación por parte del Ministerio de Salud.

Pero el ministro Manzur no puede desconocer que la ley 26.688 declara de interés nacional la investigación y producción pública de medicamentos, materias primas y productos médicos. Esto es, el mismo marco argumental -el interés público- que se utilizó para impulsar la ley de recuperación de YPF.

Así, como con satélites y radares en el 2011, o ahora con YPF, la activación de la PPM también sería un proyecto público que generaría expansión tecnológica sobre la base de actuar sobre necesidades propias. Obviamente, con impacto sobre otras áreas del conocimiento como medicina, bioquímica, genética, ingenierías varias, etc.   

No sabemos qué piensa el Dr Manzur, o las razones de la demora en reglamentar la Ley. Pero, si sólo quiere favorecer a las farmacéuticas privadas de capitales argentinos, no va por el camino adecuado. Porque éstas -salvo 2 ó 3- no hacen investigación ni desarrollo en el área. En algunos casos por infraestructura insuficiente y en otros por comportamientos empresariales esencialmente rentistas.

Así, en el sector farmacéutico pasa lo mismo que con la YPF privatizada. Les interesa la ganancia, pero poco la inversión. Y de seguir así, continuaremos importando la gran mayoría de los principios activos que se necesitan para la confección de medicamentos, área casi virgen que esas empresas de capitales nacionales (más de 100) ni siquiera exploran, a pesar de que tienen una balanza comercial desfavorable de 1500 millones de dólares, como señaló recientemente la Presidenta de la Nación - http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-190256-2012-03-23.html -.

Por otra parte, conceptualmente, los ejes de una política nacional no pueden estar subordinados a lógicas empresarias o mercantilistas, los mismos deben estar direccionados a resolver necesidades públicas, marco en el cual las empresas privadas podrían participar, que es una cosa diferente.

Tampoco Manzur puede desconocer que cuando se presentó el Proyecto de Ley de PPM, el ex diputado Martiarena señalaba: “Un estudio realizado en el año 2006 por el Lic. Ignacio Apella, informa que el sector público cuenta con capacidad productiva para la provisión directa de medicamentos básicos esenciales a través de sus laboratorios, con potencial alcance de economías de escala y a un costo unitario promedio menor al vigente en el mercado en un 63.5%".

Y no se equivocaba el Lic. Apella.

Así, la remodelación de la planta de PPM del Instituto Biológico de La Plata en el 2011, vía subsidio otorgado por la Presidenta de la Nación, hoy permite producir medicamentos a un costo 80% menor que el mejor precio de mercado, como informara la DT de la planta, Patricia Rivadulla, en presencia del ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur, del ministro de Salud provincial, Dr Collia; del Director del Biológico, Dr Citate y del Gobernador de la Provincia de Bs As, Daniel Scioli. Ver en: http://blog1.ms.gba.gov.ar/prensa/?p=8555.

Las cosas están claras. Entonces,¿ Por qué la demora en la reglamentación de la Ley 26.688 ? - ¿ Cuál es el problema ?

Sabemos del perfil bajo -aunque no necesariamente neutro- del Dr Manzur. Pero sería muy importante que se exprese públicamente sobre este tema. Tanto como para saber hacia dónde se dirigen sus políticas en medicamentos. Porque no reglamentar adecuadamente la ley 26.688 a las necesidades nacionales tendrá serias consecuencias no sólo en Salud, sino también en el área científico-tecnológica.  


INTI
Tomemos ahora tres ejemplos de desarrollos públicos de envergadura:

1.- La construcción de satélites, radares, reactores, etc, llevado a cabo por la CONAE, INVAP, CNEA, FI-UNLP y otros (algunos finalizados, otros en ejecución).
2.- El desarrollo potencial enorme en CyT que generaría actuar sobre YPF.
3.- El proyecto de PPM (vigente sólo a nivel provincial o municipal).

Para actuar sobre esas tres áreas muy diferentes se necesita un despliegue tecnológico diversificado y versátil que excede el marco de cualquier institución o empresa. Por eso habitualmente se hacen consorcios públicos, o público/ privados.

Y acá es donde entra a jugar un rol determinante el INTI, el organismo con mayor capacidad multidisciplinaria que tenemos en nuestro país. En efecto, además de desarrollar proyectos sociales y productivos propios, esta institución debería ser soporte y/o generador de tecnologías para esos proyectos públicos.

Por eso, ante el inminente despliegue que, suponemos, llevará la readecuación de YPF y, eventualmente la PPM, al INTI no se lo puede relegar a trabajar sólo con las empresas -que por otra parte lo hace y bien- sino que debe ser un organismo central en donde la investigación tecnológica sea una de sus actividades predominantes.

Como dicen los trabajadores del INTI -en conflicto hace 5 meses-: hoy lo que está en juego es, esencialmente, definir el rol estratégico de la Institución. Ver en: http://intienlucha.blogspot.com.ar/.

La base de este conflicto se debe -en parte- a que la ministra de Industria, Débora Giorgi, decidió que el INTI debe trabajar más codo a codo con las empresas y no tanto con las economías sociales, a diferencia de lo que ocurría en la gestión del Ing. Enrique Martínez, donde se potenciaron ambos espacios. Ver en: http://grupogestionpoliticas.blogspot.com/2011/12/inti-giorgi-martinez-situacion-grave.html.

Si esa orientación planteada por la ministra Giorgi se concreta, asistiremos a un cambio de rumbo que va a contrapelo del mismo Plan Estratégico del INTI de diciembre de 2008 y a lo que se expresa casi cotidianamente desde el Gobierno sobre la necesidad de generar inclusión social.

Por eso, no incorporar la capacidad instalada -y potencial- del INTI a la resolución de problemáticas nacionales, por reducirlo a atender solicitudes de empresas, será una manera de desvirtuar el rol que le cabe a esa Institución en la ejecución, desarrollo y fortalecimiento de políticas públicas.  

Y ahí hay que fijar la atención para comprender las razones del largo conflicto instalado en el INTI. Porque, lo que está en juego es el rol estratégico de la Institución.  


Grupo de Gestión: Alonso-Romanowski S - Cid JA - Cravero C - De Filippo J - De Sousa Frade S - Fiamberti H - Furnari JC - García AP - Ghilarducci A - Giordano M - Gubertini MT - Hermida EB - Herrera M - Ielpi L - Iriondo M - Isturiz MA - Lamberti Y - Landoni MF- Lemos DR  - Massarini A - Milana JP - Nonzioli AC - Otero AM - Palermo M - Pérez O - Ravelo A - Rearte B - Recavarren MI - Rietti S - Rivero S - Rofman A - Sabbatini ME - Sasiain MC - Schattner M - Yokobori N.

Este texto se difunde a: Presidencia de la Nación, Jefatura de Gabinete, Ministerios de Educación, Salud, Defensa, Cancillería, Ciencia y Tecnología, Ministerios de Salud Provinciales, ANMAT, Diputados y Senadores Nacionales, Legisladores y Funcionarios Provinciales y C.A.B.A., Academias Nacionales, Instituciones del sector CyT (INTA, INTI, CNEA, CONICET, SEGEMAR, CONAE, CITEFA, INIDEP, SENASA, INA, ANLIS-Malbrán, UTN), Facultades de Universidades Nacionales, Medios de comunicación, ONG, Laboratorios de PPM y a más de 15.000 correos particulares. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario